Post image for ¿Llegar a la Meta en un Año?

¿Llegar a la Meta en un Año?

En un anuncio viejo de Tutsi Pops, había un búho y un niño buscando la respuesta a la pregunta, ¿Cuántas veces hay que lamer una paleta “tutsi pop” para llegar al centro? La respuesta siempre ha sido que nadie sabía porque la gente siempre la muerde antes de llegar al centro. No podían resistir la tentación de morder la paleta, y al final del anuncio siempre decían, “El mundo nunca sabra.”

Este anuncio y la historia de los Tutsi Pops me lleva a una pregunta: ¿Cuánto tiempo se necesita para que los jóvenes lleguen a la madurez espiritual? Algunos piensan que tienen un formula, pero creo que es otra pregunta sin respuesta. ¿Cuándo llegas a ser maduro espiritualmente? ¿Cuándo llegan los jóvenes a ser como Cristo? Sabemos que cuando lleguemos al cielo seremos como El, pero mientras…?

Dios trabaja de diferentes formas en las vidas de cada uno de sus hijos. Ninguno de nosotros tomaremos el mismo camino para llegar a la madurez espiritual. Nuestro Padre celestial sabe que tenemos diferentes experiencias y contextos, y El usa estas cosas para ayudarnos a llegar a la estatura de Jesus.

Eso me lleva al punto de este pensamiento y algo muy importante para los líderes juveniles: nuestros ministerios juveniles no pueden cumplir sus objetivos (la madurez espiritual) en un solo año. Se requiere tiempo desarrollar a un discípulo de Jesus. Se requiere mucho tiempo para acompañar a un adolescente a convertirse en un joven consagrado a Jesus. Es una locura pensar que llegaremos a la estatura completa de Jesus en un solo año.

Ten paciencia en tu ministerio, con los muchachos que están en tu grupo, y con sus amigos que todavía no quieren tomar una decisión, y también con sus familias. Todo el ministerio requiere paciencia.

Dios seguramente esta obrando en sus vidas, pero desde mi experiencia, Dios casi nunca trabaja tan rápido que quisiéramos. Sin embargo, te aseguro: Dios nunca llega tarde (Comparte en Twitter).

No muerdes la paleta. Disfruta el proceso de ver a los jóvenes crecer lentamente, y no dejes de animarlos en su caminar con Cristo.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post: