En mi iglesia estamos estudiando la historia de Jonás. Es increíble lo que Dios hace para salvarnos y redimir nuestras vidas. Ayer hablamos del segundo capítulo del libro, y en ese capítulo de la historia, Jonás esta orando a Dios desde el vientre del pez.

Podemos aprender 3 cosas (por lo menos) de esta parte de la historia:1

  1. Dios es extremamente compasivo – Dios mando el pez a Jonás para salvarlo. La compasión de Dios para nosotros es extrema. Aunque no merecemos su gracia o su salvación, El nos quiere salvar.
  2. La muerte produce la vida – Cuando pensamos que no hay esperanza, Dios hace algo maravilloso. Jonas pensaba que iba a morir, pero Dios, en su misericordia, lo salva de la muerte y le da vida.
  3. En toda la variedad de las experiencias humanas, la compasión de Dios siempre es mas grande – Desde la profundidad de nuestro dolor al gozo mas alto, tenemos que entender que Dios es mas grande y que Dios tiene mas compasión para nosotros que esta variedad.

Vivamos aceptando la compasión y amor que nuestro Dios tiene para nosotros y proclamándolo a los que tanto lo necesitan!


1. Tomado de mis apuntes del sermon del Dr. Jonathan Pennington predicado en Sojourn Community Church el 7 de mayo 2017