Estuve leyendo un libro sobre “el Ministerio Intergeneracional,” y encontré una frase de Tim Smith que creo que vale la pena destacar aquí. La frase dice así, “A veces, tu mejor herramienta de planificación puede ser la goma de borrar.”

Estoy de acuerdo con Tim en eso. Muchas veces, en la iglesia, creemos que “estar ocupado” significa “estar creciendo.” Pensamos que si podemos llenar el calendario de los jóvenes y sus familias, entonces, nuestros ministerios serán exitosos. Muchas veces nuestra espiritualidad se convierte en una lista de actividades que debemos asistir para crecer, y las familias que no pueden (por varias razones) estar en todos los eventos juveniles no tienen chance de “madurar.” Lo peor es cuando los tachamos por que no pudieron asistir a los miles de actividades que pusimos en el calendario. No son “comprometidos” por que no asistieron a mi actividad. Pensamos que tenemos que “hablar con los papás” sobre el compromiso con Dios de sus hijos.

Quiero decirte que el activismo no es lo mejor para tu grupo de jóvenes. Las actividades sin propósito no nos ayudan a lograr nuestras metas. De hecho, la actividad con propósito puede trabajar en contra de lo que queremos lograr también. Queremos familias fuertes y padres ejemplares para nuestros jóvenes.

Cuando estés haciendo la planeación de calendario de jóvenes, piensa en sus familias. ¿Que estas haciendo para ayudar a los papás en su rol de líderes espirituales de sus familias? ¿Lo que estás planeando va en contra de esto? ¿Hay algo que pudieras cambiar para ayudar a las familias a crecer juntos? ¿Hay algo que deberías borrar de tu calendario?

Siendo el papá de 3 hijos, entiendo ahora lo que no entendía antes—todos estamos cansados! Tenemos mucho que hacer. Nuestras agendas están llenas. Después de trabajar todo el día, casi todos los días estoy llevando a mis hijos a algún tipo de actividad. Aunque para nuestra familia, la iglesia es una prioridad, te confieso que es difícil cumplir con todo. Quiero ser un buen ejemplo para mis hijos, y quiero pasar tiempo con ellos. No necesito un montón de actividades de la iglesia. Necesito actividades con propósito que me ayudarán a lograr la meta que Dios tiene para mi familia.

Si los líderes juveniles quieren ayudar a las familias, pensarán bien antes de llenar el calendario de actividades simplemente por que hay que mantener a los jóvenes activos.

Escucha lo que no estoy diciendo—no estoy en contra de las actividades—siempre y cuando tengan un propósito bien definido que ayudará a lograr el propósito de Dios para nuestras vidas.

Piénsalo y dime que piensas.