Una de las cosas que Dios me ha enseñado es que su propósito siempre se cumple. Aun cuando parece que las cosas no van bien, el Señor cumple sus propósitos en mi vida y en el ministerio.

Si tomas un minuto para pensar en las grandes historias de la Biblia, te darás cuenta que no siempre parece que el propósito de Dios se cumplirá. Muchas veces, parece que las cosas están fuera de su control. Pero NUNCA es así.

Algunos Ejemplos

  • Parecía que José iba a morir olvidado en una cárcel en Egipto, pero Dios le dio una alta posición en el gobierno.
  • Parecía que Moisés iba a vivir en el desierto para siempre después de matar a un hombre, pero Dios lo convirtió en el líder que guió al pueblo a la libertad.
  • Parecía que el ejercito Egipcio iba a regresar al pueblo de Israel a la esclavitud, pero Dios abrió el mar para que pasaran al otro lado.
  • Parecía que el ministerio de Jesús iba a concluir en una cruz con sus seguidores dispersados por todos lados, pero resucitó al tercer día.
  • Hay muchos, muchos mas…

A veces pienso que estoy desgastando tiempo o que no veo resultados que quisiera ver en algún aspecto de mi vida. A veces parece que los propósitos de Dios no se cumplirán ni en mi vida, ni en mi familia, ni en mi ministerio.

Hace unas semanas estaba en medio de una semana difícil, y andaba un poco estresado, pensando que no tendría éxito en nada. Pero Dios me enseñó el siguiente versículo (de nuevo) y las verdades que esta porción de las escrituras enseñan:

Salmo 138:8 – “El Señor cumplirá en mí su propósito. Tu gran amor, Señor, perdura para siempre; ¡no abandones la obra de tus manos!”

Estas son las preguntas que me hice:

  • ¿Quién cumplirá?: DIOS. El es el responsable de cumplir sus propósitos. Por mucho que intento hacer su voluntad, necesito recordar que es el trabajo de Dios cumplir su propósito. Yo debo hacer mi parte, haciendo lo que me pide, pero los resultados vienen de El.
  • ¿Qué cumplirá?: SU PROPOSITO. Muchas veces me frustro con los resultados de algo por que quiero que Dios cumpla MI PROPOSITO. La verdad es que el Señor va a cumplir su propósito—no necesariamente el mío.
  • ¿De quién es el propósito?: DE DIOS. Ve el punto numero dos.
  • ¿Dónde cumple el propósito? EN MI. Muchas veces el propósito de Dios que creo que se debe cumplir es el propósito en alguien mas. Muchas veces Dios es mas interesado en lo que pasa en mi vida que en lo que pasa alrededor (suena muy egoísta, pero es verdad…Dios esta muy interesado en mi crecimiento y en tu crecimiento).
  • ¿Por qué cumplirá?: POR SU AMOR Y SU FIDELIDAD. El amor de Dios perdura para siempre. Su fidelidad es increíble. El Señor cumplirá su propósito en ti y en mi por SU AMOR y SU FIDELIDAD.

Después de analizar este versículo, tengo que reconocer que el Señor cumplirá en TI su propósito. El señor cumplirá en tu ministerio su propósito. El Señor cumplirá en TUS JÓVENES su propósito.

Mi nivel de estrés baja mucho cuando recuerdo que el Señor es el que va a cumplir sus propósitos. Yo tengo el privilegio de ver como lo hace en mi vida, familia, y ministerio.

Tal vez estas viviendo una etapa difícil. Recuerda que Dios cumplirá su propósito en ti, por que su gran amor perdura para siempre.