Post image for ¿Cultivar o Dirigir?

¿Cultivar o Dirigir?

Estoy leyendo un libro sobre el desarrollo de los movimientos juveniles en los EEUU durante los 1800-1900, y el autor hace una pregunta pertinente a las iglesias de hoy:

“¿Los jóvenes de la iglesia son un campo que hay que cultivar o una fuerza que hay que dirigir?”

Tu respuesta a esta pregunta determina la manera en que diriges tu grupo.

Si crees que los jóvenes son un campo que hay que cultivar, invertirás tu tiempo en enseñar estudios bíblicos, la consejería para ayudarles con sus problemas, y otras cosas que ayudan con el crecimiento interno de los jóvenes de tu grupo.

Si crees que los jóvenes son una fuerza que hay que dirigir, invertirás tu tiempo en motivarlos a evangelizar, entrenarlos a alcanzar a sus amigos, y apoyar a los jóvenes en cumplir su misión en el mundo.

Mi respuesta a la pregunta es que los jóvenes de la iglesia son ambos: un campo que hay que cultivar y una fuerza que hay que dirigir. Los líderes juveniles deben cultivar a los jóvenes y ayudarles a crecer, y los líderes deben dirigir la fuerza que son los jóvenes para que puedan obedecer el mandamiento de Dios a alcanzar al mundo y expandir su Reino.

Mis observaciones de muchas iglesias me dicen que muchas veces, los líderes pasan su tiempo en una de las dos cosas, y esperan que los jóvenes hagan la otra opción por si mismos.

¿Como esta tu ministerio? ¿Como ves a los jóvenes–un campo que hay que cultivar–una fuerza que hay que dirigir–o las dos cosas?

¿Te sirvió este artículo?
Compártelo en las redes...
Suscríbete para recibir todos los artículos:

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post: