Esta semana vi algunas lamparas extrañas que se estan vendiendo por mas de 100 dolares americanos, y me pregunte que tendrían para que se vendieran por tanto dinero. Si las examinas bien, solamente son basura que alguien tomo y uso para hacer lamparas. Como no soy artista, no tengo mucha atracción a este tipo de cosas cosas, especialmente si me van a costar mas de 100 dolares.

Lo que si me llama la atención es que la gente esta buscando algo extraordinario en lo ordinario. El arte, en este caso, es que alguien pudo haber tomado estos contenedores que eran basura y los convirtió en obras de arte moderno.

Al pensarlo mas, me dí cuenta que esto es exactamente lo que Dios hace con nuestras vidas y las vidas de nuestros jóvenes. Dios es un artista que toma las vidas desde la basura y las convierte en obras de arte. Vemos su trabajo una y otra vez tanto en las historias Bíblicas como en nuestras propias vidas y las vidas de nuestros jóvenes.

En la Biblia, vemos que Dios tenia el poder de convertir a las siguientes personas:

  • Jose era esclavo pero Dios lo hizo el rey de Egípto
  • Moisés era asesinato pero Dios lo convirtió en el líder del pueblo de Israel
  • David era pastor pero Dios lo hizo Rey
  • Pedro y Andrés eran pescadores ordinarios pero Dios los convirtió a discípulos y evangelistas
  • Pablo era perseguidor de la iglesia y se convirtió en un perseguido líder de la iglesia
  • …y hay muchos ejemplos mas…

En la vida actual, todos tenemos nuestros testimonios personales de como Dios nos ha cambiado. También podemos hablar de como Dios ha convertido a nuestros adolescentes, jóvenes, y sus familias, de diferentes situaciones difíciles de vida a una vida abundante. Hay miles historias de como Dios ha tomado algo ordinario como los contenedores que vemos en las fotos de este articulo y lo ha transformado en algo bonito y útil que brilla y señala hacia el Creador.

El Salmo 40:1-2 reflejan la verdad y es lo que nosotros podemos decir de nuestras propias vidas: Puse en el Señor toda mi esperanza; él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor. Me sacó de la fosa de la muerte, del lodo y del pantano; puso mis pies sobre una roca, y me plantó en terreno firme. Esta es la imagen de un Dios que hace extraordinarias las vidas ordinarias.

Es un privilegio tener la oportunidad de participar en el proceso de transformación de la vida de los adolescentes y jóvenes. Dios esta haciendo algo grande en sus vidas, y nos ha escogido a nosotros a participar en Su obra. Nosotros no podemos convertir las cosas que ya no sirven a cosas bonitas, pero Dios puede hacerlo, y nos ha dado la tarea de participar en Su obra. Que bendición para nosotros!

Cada vez que vemos a un joven con problemas o su familia, los debemos ver como personas que Dios va a transformar. A veces me cuesta trabajo ver mas alla de los problemas, y pensar en lo que Dios puede hacer con nosotros a pesar de esos problemas que se ven muy difíciles, pero sabemos que Dios es el gran artista que nos transforma y nos usa para transformar las vidas de otros.

¿Como ha transformado Dios tu vida? ¿Como te ha levantado de “la fosa de la muerte”? ¿Como te ha usado para transformar la vida de otros?



También te puede interesar:
Visas Rotas
Como Ministrar a los “rechazados”
¿Nos estamos olvidando de la cuarta parte de la población juvenil?
Como Ser Pastor de Jóvenes
El Trabajo del Pastor de Jóvenes